Chasing cars

Hace tres meses viajé por trabajo a Tarma. No conocía la ciudad. Y lo que me encantó fue el paisaje de camino.

La canción que acompañó ese viaje, que apareció por todos lados, fue “Chasing Cars” de Snow Patrol… Y sí, da ganas de perseguir carros, dejar pasar el tiempo, cambiar la rutina…

Let’s waste time
Chasing cars
Around our heads

Anuncios

Lo que pasa… Lo que pasa…

¿Cuántas veces al día oyes frases como:
– Pero es que…
– Lo que te quiero decir…
– Lo que pasa es que…
– Veremos qué pasa…?
[Se acepta sugerencia de otras frases]

La siguiente pregunta es… ¿por qué usan estas frases???

No quiero oír eso
Flickr: m01229

 

Zapatos brillantes

Él era de los que pensaban que vistieras como vistieras, siempre era necesario que tus zapatos estuvieran impecables. Cada fin de semana, se llevaba nuestros zapatos y sacaba su cajón de lustrabotas. Usaba betún Kiwi -con una de esas escobillas como las de barbería-, embetunaba los zapatos, los dejaba secar, y luego los lustraba… Nunca he podido llegar a tener la fuerza con que él lo hacía…

El colegio, la facultad, hasta para algún trabajo me ayudaba lustrando los zapatos. Y confieso que me encantaba decir, cuando me preguntaban, que había sido mi papá quien lo había hecho…

 

Shiny shoes
Flickr: mia3mom

 

El celular mientras camina

Y un día se dio que usar el celular mientras se camina no solo podía provocar un accidente. Que había otro peligro: no ver quién venía hacia uno. No ver a quien necesita ayuda. No ver qué ocurría al rededor. Perderse la vista pasando por un parque hermoso. Perderse el paisaje viajando por la carretera. Pasársela tomando fotos y videos en lugar de vivir el momento…

Smartphone use
Flickr: Intel Free Press

 

En algún lugar…

¿Cómo describir lo que han sido los últimos 10 días? ¡Más que intensos!!! Nuestra mudanza, cumplir 38 años hace unos días, la chamba, y un viaje a Cusco totalmente no programado, ¡pero increíble desde la forma cómo se dio la oportunidad hasta lo que vivimos en la Ciudad Imperial! ¡Tengo el corazón llenecito de alegría!!!

Les dejo la canción que nos persiguió durante el viaje:

Historias de colectivo

Ir y volver a casa, viviendo en el sur, se convierte en una rutina… Pero a veces hay historias, y traen consigo una canción.

Hoy, volviendo de mi chequeo anual, viajaba a mi lado una chica, peruana, cuyo esposo es boliviano. Viven allá, en La Paz. Estaba escuchando música boliviana en el camino. Me llamó mucho esta canción que les comparto.

Ay, la ¿nostalgia?

A raíz de algunas reuniones con amigos de distintos grupos de amigos, estuve pensando un montón de cosas:

No, no todo tiempo pasado fue mejor.

No todos lo pasaron mejor en el pasado. En muchos grupos, so pretexto de la confianza y la amistad, caemos en cosas que rayan en el bulliying… No: sí son bulliying.

El problema es que muchos bullies no reconocen que lo hicieron -o siguen haciendo-. Y que la gente que sufrió esos abusos guarda resentimiento, o tiene miedo aún…

Si tan solo pidiéramos perdón…

Bullying Editorial Cartoon
Flickr: Dr. Platypus

Tú necesitas mis manos…

Tú necesitas mis manos,
mi cansancio que a otros descanse,
amor que quiera seguir amando…
(Cesáreo Gabaráin , “Pescador de Hombres”)

Ya les conté lo que pasó en Punta Hermosa con los huaicos. Pero aunque quise ayudar como voluntaria, esta vez no pude.

Resulta que tengo tendinitis en mi mano izquierda. Muy probablemente se deba al uso del fono (el famoso “dedo de Blackberry” ¿o debería decir “dedo de Android???). El fastidio no pasaba, así que fui a verme. Radiografías, una electromiografía (¡ay!) y una ecografía de mano, revelaron que tengo tendinitis y había derrame de líquido…

Confieso que me sentí horrible de no ayudar con mis manos en lo que hiciera falta. Que quería estar ahí ayudando a levantar paquetes, a clasificar ayuda, o lo que hiciera falta. Sé que siempre hay cómo ayudar. Que todos hemos movido cielo y tierra, conectando gente, enviando ayuda, etc…

Y sí, sé que esto pasará poco a poco…

Punta Hermosa es más que playas

Vivimos en Punta Hermosa hace casi un año. Quizás comprendas ahora porque estuve rebotando tanto lo ocurrido tras los huaicos. Nuestra zona no está muy afectada. El cauce del huaico hacia la playa queda a 500 metros de casa.

Y sí, Punta Hermosa no es solo playas. De hecho, el balneario es la parte más pequeña del distrito. Al otro lado de la Panamericana está la zona más grande y más afectada por los huaicos.

Estos últimos 5 días hemos visto de todo en el barrio. Desde gente diciendo que por qué iba a ayudarse a los invasores (cuando algunos que tienen casas por aquí negociaron terrenos de antiguos invasores)… Hasta, y felizmente, mucha gente buena:

– El miércoles 15 de marzo, luego del 1er huaico estuvo haciendo operación hormiga para limpiar el cauce. Siguieron trabajando el día siguiente, y su trabajo permitió que, al ocurrir el 2do huaico, el cauce estuviera más limpio.

– Un montón de ayuda (material) para la gente afectada.

– Muchos voluntarios poniendo sus manos para ayudar en el centro de acopio, en las zonas afectadas (en la medida de lo posible), y limpiando la playa.

– Personal del Estado, y del distrito cumpliendo su chamba al máximo.

– Gente poniendo sus autos para apoyar en el transporte de donaciones a las zonas afectadas.

Y aún, como diría Vallejo, “Hay, hermanos, mucho por hacer”…