Vamos a hacer algo por nuestros amigos

Ya les he contado de cuando me operaron de un mioma en el útero. Gracias a ese post, conocí a Lucía Bejarano, que también tenía un mioma, por medio de una llamada telefónica en su pre-operatorio.

Hace unos días falleció una amiga de Lucía, Tatiana, y ella publicó esta nota en su Facebook, que me ha permitido compartir en el blog.

Hace un mes y algo mas se fue Tatiana, mi amiga del cole. Se fue enferma.Yo ya había perdido un gran amigo, pero aquella vez por un accidente. Con Tatiana era diferente. La vi alejarse de a poquitos… pero yo no lo quería aceptar. Nunca nada me dolió tanto, ni nada me hizo pensar tanto, ni me causó tanta desilusión.

Lo peor es que Tatiana no es la primera,ni la única, ni la última… Todos los días muere alguien con cáncer, alguien cercano o algun conocido y no nos queda mas que aceptarlo. Lo enterramos, al comienzo vamos al cementerio y por ahí con el tiempo nos olvidamos de las visitas y los recordamos solo en reuniones.

Hace unos días se me ocurrió que a los amigos, a los parientes, a aquellos luchadores deberíamos recordarlos como héroes. Vaya que sí le dieron batalla a la maldita enfermedad… se fueron luchándola!

Asi que se me ocurrio algo inspirada en el parque de la Paz de Hiroshima.

En Hiroshima, en el lugar donde explotaron las bombas hay un lindo parque. El Memorial Peace Park. Hay muchos monumentos y entre ellos un monumento a los niños en homenaje a un niño que murio de leucemia como consecuencia del efecto de las bombas.

Este monumento es mantenido todo el año lleno de palomas de papel de colores hechas en origami por los niños de las escuelas de Japón durante sus tiempos libres. Hacen cadenetas con ellas y cuando han juntado una buena cantidad las llevan o mandan de todas partes de Japón para colocarlas en el monumento y mantener vivo el espíritu del lugar.

Se me ocurrió que podriamos levantar un “Monumento a la Esperanza”. Esa esperanza que tenemos cada uno de nosotros cuando nos enteramos que alguien cercano tiene cáncer… Aquella que necesitan tener todos aquellos que tienen la enfermedad. Esa esperanza que nunca debemos perder.

Este monumento podria estar en un parque, y podria significar una manera diferente de recordar la muerte de nuestros amigos. Recordarlos luchadores. Por ahí se podría dejar espacios libres para colocar los nombres de ellos. Me imagino ir al parque en vez de ir al cementerio. Me imagino a un niño preguntando sobre el monumento y los nombres y la cantidad de gente… Me imagino el lugar lleno de gente y de recuerdos.

Por ahí en vez de palomas sólo hacemos cadenetas a manera de union contra esa enfermedad. Por ahí sale una manera diferente de tenerlos siempre presentes.

Si les gusta la idea, pásenla y sugieran, comenten… Pienso que lo ideal sería convocar municipalidades, artistas para lo del monumento…no sé. Porfa… qué les parece???

Gracias Lucía; me encantó la idea… ¿Ustedes qué piensan?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s